Prestación por Maternidad en farmacias: ¿exenta del IRPF?

impuestos farmacias cabecera
Impuestos en la Farmacia: lo básico que debe saber
17 noviembre, 2016
Nombramiento adjuntos regentes sustitutos
Nombramiento de Farmacéuticos en la Comunidad de Madrid: el trámite online (TUTORIAL)
2 diciembre, 2016
Prestación maternidad farmacias cabecera

Prestacion maternidad farmacias cabeceraSegún los datos que facilita cada año el Consejo General de Consejos Farmacéuticos, «Después de Enfermería y Psicología, Farmacia es la profesión sanitaria con mayor presencia de mujeres colegiadas«. Las boticarias representan más de dos terceras partes (el 71,48%) del total de farmacéuticos y unas 25 mil de ellas son menores de 44 años. Desde Gómez Córdoba Abogados de Farmacia consideramos que esta noticia sobre la prestación por maternidad, sin duda, les interesará:

«La Justicia obliga a Hacienda a devolver el IRPF de la prestación por maternidad», Cinco Días 22/11/16

prestación maternidad farmacéuticas noticia

La Justicia obliga a Hacienda a devolver el IRPF de la prestación por maternidad

¿Cuál es la prestación por maternidad de una empleada en farmacia?

Como decíamos anteriormente, según las estadísticas a del CGCOF, hay 25.631 farmacéuticas colegiadas menores de 44 años. Este dato tiene en cuenta a todas las empleadas en farmacia, de las cuales, la mayoría ejerce en oficinas de farmacia (más del 80%). Por otro lado, entendemos como prestación por maternidad el «salario» que se percibe durante la baja por maternidad. Ese «sueldo» es en realidad una «prestación», ya que es la Seguridad Social quien se hace cargo.

Anteriormente, en sendos artículos, hemos detallado los requisitos y las cuantías que representa la prestación por maternidad tanto para las empleadas de una farmacia como para las titulares, así como las diferentes situaciones que se pueden presentar a un titular farmacéutico ante una baja por maternidad por enfermedad común como por riesgo de embarazo de una de sus trabajadoras. Les invitamos a leerlos:

Como bien sabemos, entre las trabajadoras por cuenta ajena y por cuenta propia la diferencia es sustancial. En el caso de una empleada en una farmacia que cobra según las tablas salariales del convenio del 2016 podemos decir que la prestación de maternidad asciende a 1.994,85 euros líquidos -descontada la cuota de la Seguridad Social correspondiente-. A ese nivel de ingresos se le aplica normalmente una retención a cuenta del IRPF que puede oscilar entre un 2 y un 15%. Como saben, la retención del IRPF varía de unos trabajadores a otros en función de los ingresos y de la situación personal y familiar de cada uno, por lo que es casi imposible dar una cifra exacta.

El Instituto Nacional de la Seguridad Social, órgano responsable del pago de esta prestación por maternidad, no le aplicará, sin embargo, retención alguna a cuenta del IRPF durante el período que dure la prestación. Ahora bien, a día de hoy, este ingreso se tiene en cuenta de cara a la Declaración de la Renta del ejercicio correspondiente. Si la sentencia del TSJ de Madrid fuera vinculante, la prestación por maternidad, directamente, no se declararía.

¿Qué cambia la sentencia del TSJ de Madrid?

En resumen, podemos decir que el Tribunal Superior de Justicia de Madrid ha contradicho a la Agencia Tributaria en la interpretación del artículo 7, letra h, de la ley del IRPF, que versa sobre las prestaciones exentas del pago del IRPF y en cuyo texto se especifica:

«También estarán exentas las prestaciones públicas por maternidad percibidas de las Comunidades Autónomas o entidades locales»

Mientras la Agencia Tributaria entiende que se refiere sólo a las prestaciones por maternidad de CCAA y entidades locales, el TSJ de Madrid ha interpretado que la exención del pago del IRPF es aplicable a todas. La diferencia entre una visión y otra sería, por tanto, si las prestaciones percibidas del Estado están exentas o no. Teniendo en cuenta que la principal prestación por maternidad sale de las arcas de la Seguridad Social, los expertos ya cifran la posible repercusión económica de la sentencia en 1.300 millones de euros.

¿Cuál es el efecto de la sentencia del TSJ de Madrid?

La sentencia sólo afecta al caso concreto que se ha llevado hasta esta instancia: el de una mujer que pagó 3.135 euros en concepto de IRPF por una prestación por maternidad de 11.679 euros.

En España, sólo son fuentes del derecho «la ley, la costumbre y los principios generales del derecho». La jurisprudencia no tiene el peso en el ordenamiento jurídico del que goza en otros países como, por ejemplo, Estados Unidos. En principio, sólo cuando hay dos sentencias del Tribunal Supremo que interpretan una norma en igual sentido se podría considerar como un complemento al ordenamiento jurídico.

En el caso que ha motivado este artículo, ha sido el Tribunal Superior de Justicia de la Comunidad de Madrid (no el Supremo) quien ha dictado la sentencia. Esto significa que su resolución NO es vinculante ni para los TSJ de otras Autonomías, ni para los jueces de instancias inferiores. Además, la propia sentencia establece que no ha lugar a un recurso de casación ante el Tribunal Supremo, por lo que no sentará jurisprudencia. Por tanto, lo único que aporta es ser un «precedente» que servirá de apoyo en la defensa de un supuesto equivalente.

¿Cómo se podría reclamar el IRPF de la prestación por maternidad?

  1. Hay que tener en cuenta que, en todo caso, primero habría que pagar el impuesto y luego reclamarlo. Es decir, que no se puede omitir el pago acogiéndose a esta sentencia ni a ningún otro argumento legal.
  2. Aquellas personas que cobrasen la prestación por maternidad en los últimos 4 años pueden reclamar que se les devuelvan los impuestos abonados. En la fecha en la que se escribe esta entrada, nos retrotraeríamos hasta enero de 2012.
  3. El primer paso sería presentar una «rectificación de autoliquidación del IRPF» ante la Agencia Tributaria.
  4. La Agencia Tributaria debe resolver en un plazo de 6 meses y, presumiblemente, desestimará la peticion.
  5. Se abre un plazo de 10-15 días para presentar alegaciones.
  6. Es de esperar que la Agencia Tributaria nuevamente desestime el recurso.
  7. Llegados a este punto, dispondríamos de un mes para acudir al Tribunal Económico Administrativo y presentar un escrito. Nuevamente, cabe esperar su denegación.
  8. Se iniciaría entonces la vía judicial, con la interposición de un recurso contencioso administrativo en el plazo de los dos meses siguientes.
  9. Habrá que esperar probablemente más de un año para que salga el juicio y, de nuevo, probablemente, se perderá. Aunque no fuera así, la Agencia Tributara recurriría.
  10. La sentencia del Tribunal Superior de Justicia Autonómico tardaría, aproximadamente, un año y medio en salir. No cabría recurso.

¿Merece la pena reclamar el IRPF de la prestación por maternidad?.

El proceso es largo y tedioso. De hecho, el caso que ha generado la sentencia que motiva este artículo se inició en 2014. Más allá del tiempo, hay que evaluar también los costes que supone todo el trámite: honorarios de abogados y procuradores, tasas… También hay que valorar las posibilidades reales de éxito. Pensemos, por ejemplo, que la prestación por desempleo no está exenta de tributación del IRPF, por lo que parece ilógico que sí lo esté la de maternidad. Además, va en contra del principio de progresividad en el que se basa el sistema. Esto significa que no distinguiría entre trabajadores en función de su nivel de ingresos.

En denifinitiva, desde Gómez Córdoba NO creemos que a nuestros clientes farmacéuticos verdaderamente les compense comenzar todo este proceso. Sin embargo, sí que le aconsejamos que preste especial atención a las retenciones a cuenta del IRPF cuando haya percibido la prestación por maternidad.

¡Cuidado con el cálculo del IRPF!

La farmacia, a primeros de año, para el cálculo del porcentaje de retención a cuenta del IRPF de la trabajadora tiene en cuenta todos los ingresos que hubiese percibido en el año sin tener en cuenta la maternidad. Cuando la prestación se extingue, la empresa suele recalcular ese porcentaje y la retención disminuye significativamente, porque:
  • tiene un hijo menor de tres años
  • el salario en cómputo anual que se va a pagar por parte de la empresa es menor al tenido en cuenta en el cálculo inicial.

La empleada farmacéutica, por su parte, estará obligada a presentar Declaración de la Renta por su nivel de ingresos y por tener dos pagadores. Es en ese momento cuando se encuentra que a la prestación por maternidad no se le ha practicado retención a cuenta del IRPF. Sin tener en cuenta otros aspectos individuales, en principio, es probable que ese ejercicio la Declaración le saliese a pagar.

Desde el departamento laboral de Gómez Córdoba Abogados aconsejamos a las trabajadoras de nuestros clientes que se encuentren en esta situación que, tras recibir la prestación, mantengan el IRPF que se le estaba practicando desde principio de año. Es decir, que no se recalcule el porcentaje de la retención para que la Renta le salga a devolver. También calculamos lo que le corresponde retener a cuenta de IRPF según su nueva situación, con los ingresos totales que va a percibir, y lo repartimos en los meses que restan hasta finalizar el año.

En Gómez Córdoba estamos al servicio de boticas y boticarios para el asesoramiento laboral, fiscal, jurídico, administrativo y contable. ¡Contáctenos!

 

Comments are closed.

Zona privada