Disolución de Comunidad de Bienes, ¿tributa?

Charla informativa 25 septiembre- Mi futuro como autónomo; cotización y jubilación activa
25 septiembre, 2019
INSPECCIÓN HACIENDA
Historia de una inspección de Hacienda en la farmacia
10 octubre, 2019

Disolución de una Comunidad de Bienes

Rosa Gómez

Rosa Gómez
Socia directora

La disolución de una Comunidad de Bienes, conlleva la pregunta de ¿ tributa? Es una coyuntura muy frecuente en nuestro sector, dado el carácter familiar de muchas de las farmacias. Hay que conocer todo lo que conlleva la creación, gestión y desarrollo de una farmacia más allá de los vínculos que unan a sus miembros.

Imaginemos un caso en el que los hijos que terminan la carrera de Farmacia, se unen a la farmacia de su progenitor adquiriendo un porcentaje de esta. ¿Cómo debemos actuar?

En un artículo anterior, ya abordamos las ventajas y desventajas que supone formar parte de una Comunidad de Bienes, de como disolverla y como afecta esto a la fiscalidad del que adquiere el 100% y del que transmite su parte  Disolución de Comunidades de Bienes en farmacia,¿Hasta que la muerte nos separe?

El hecho  de que la copropiedad esté formada por distintos miembros de un clan familiar (padres, hijos, abuelos, hermanos) ya crea la posibilidad de que, en algún momento, alguno de ellos quiera salir de ella. .

Se ha de señalar que en estos  dos casos concretos, que, comentamos a continuación, el comunero que transmite su parte al otro copropietario no tiene un interés económico y es simplemente que necesita liberar su título para otros fines.

 

Jubilación titular de farmacia

En este caso. el titular quiere jubilarse y para ello dona su parte al resto de familiares copropietarios.

Renuncia copropiedad

Uno de los copropietarios quiere iniciar un nuevo proyecto y decide renunciar a su parte de la copropiedad a favor del otro u otros comuneros. Quizá haya obtenido una nueva farmacia por concurso o simplemente haya decidido iniciar un proyecto distinto.

Disolución del proindiviso sin alteración del valor del bien

En  ambos  casos, dicha disolución, no genera una ganancia patrimonial para el copropietario que cede su parte al otro, sino simplemente una liquidación de su parte.

Liquidación  de la Comunidad de Bienes  para proceder a la disolución de la Comunidad de Bienes 

En estos casos, apuntaremos que los valores para calcular la liquidación  y proceder a la  disolución de la cosa común de referencia serán los valores contables actualizados de la farmacia al momento en que se produce la disolución.

¿Qué tributos suponen la disolución de la Comunidad de Bienes?

 ¿Actos Jurídicos documentados ?

El primer tributo que se nos viene a la cabeza y por el que se podría tributar es el de Actos Jurídicos Documentados, al realizarse esta disolución del proindiviso de la farmacia, en Escritura Notarial, y, ser susceptible de inscripción en el Registro de Bienes Muebles.

Aunque no en todas las Comunidades Autónomas es preceptiva esta inscripción, ni la inscripción en sí, es una garantía jurídica frente a terceros, como si lo es   la inscripción en el registro de bienes inmuebles del local de la farmacia, por ejemplo, fundamento este de la tributación del impuesto de AJD.

¿Incremento Patrimonial en IRPF?

En estos casos, el Incremento Patrimonial del cedente al adquirente, no es tal, por lo que, no hay que pagar por dicho concepto en el IRPF.

Aquí habría que subrayar el art. 33.1. de la Ley del IRPF. El apartado 2, letra c) del mismo artículo dispone que se considera que «no existe alteración en la composición del patrimonio en la disolución de comunidades de bienes o en los casos de separación de comuneros».

Es decir, siempre y cuando, no haya existido alteración en el patrimonio al recibir la compensación económica por su parte.

Así podemos concluir:

Al no ser preceptiva la inscripción en un registro público de la parte de titularidad recién adquirida, en principio hace que no se deba tributar por este impuesto de AJD, salvo, que sea la propia Ley de Ordenación Farmacéutica la que así lo establezca, como sería el caso de la Comunidad Extremeña. O que el adquirente del 100% haya necesitado financiación ajena para compensar su parte al otro, y utilice como garantía, la propia oficina de farmacia; en este caso, al tener el bien una carga, si es preceptiva la inscripción en el Registro de Bienes Muebles.

Al no haber  Incremento en el valor patrimonial del cedente, tampoco generaría el pago en el IRPF de impuesto.

Por tanto, en este tipo de operaciones nos encontraríamos que una disolución de una oficina de farmacia, (no estamos contemplando aquí la disolución también de la copropiedad del local de farmacia), no llevaría implícito pago de impuesto alguno .Disolución del local de farmacia de una Comunidad de Bienes  

Como vemos, esta fórmula puede resultar, indudablemente, interesante por el ahorro de impuestos.

Pongamos un ejemplo práctico y veamos  en un caso concreto como los impuestos son: CERO

Liquidación a 31 de diciembre de una oficina de farmacia en copropiedad con un valor contable total de: 700.000 €.

Los comuneros deciden la disolución de la Comunidad de Bienes quedándose uno de los comuneros con el 50% del otro por el valor que supone la liquidación contable del negocio a fecha 31 de diciembre de 2019.

  • Valor contable total: Setecientos mil (700.000 euros) a 31 de diciembre.

El socio adquirente asume el 50% del total que corresponde al   socio transmitente, por lo que el que cede tendrá un derecho de crédito sobre el comunero que adquiere de su 50% de su mitad:  Trescientos cincuenta mil (350.000 €):

Tributación en IRPF del cedente
IRPF 2019:  (no existe en este caso Incremento Patrimonial)
  1. Valor de adquisición actualizado contablemente a 31 de diciembre 2019: 350.000 €
  2. Valor de transmisión a fecha 31 de diciembre 2019: 350.000 €
  3. IP= Valor adquisición – Valor transmisión = 350.000- 350.000= 0
 Cálculo del AJD   en Comunidad de Madrid: 
 En este ejemplo concreto, el adquirente del 50% puede compensar al otro comunero la cantidad que le corresponde por su parte, sin necesidad de solicitar financiación ajena para ello.

Por tanto, al no ser necesaria la inscripción de ninguna hipoteca por Fondo de Comercio en el Registro de Bienes Muebles,  tampoco está obligado al pago del AJD , que en la Comunidad de Madrid  seria  0,75%.

Recordemos que la inscripción en el Registro de Bienes Muebles, en el caso de farmacia, no es preceptivo, salvo para reflejar alguna carga o hipoteca Actos Jurídicos Documentados en farmacia, en la Comunidad de Madrid

Video

Actualizaciones blog de farmacia

 

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Zona privada